Método Montessori

4 “PERÍODOS SENSIBLES” MARIA MONTESSORI. DESCÚBRELOS!

Maria Montessori a través de la observación de los niños descubrió el gran potencial que tienen para el aprendizaje. Define la mente de los niños como “la mente absorbente”,  desde el nacimiento hasta los seis años . Durante esta etapa el niño tiene gran interés y curiosidad por lo que le rodea, una gran capacidad de aprender y asimilar el mundo, sin esfuerzo consciente.

«El niño, con su enorme potencial físico e intelectual, es un milagro frente a nosotros. Este hecho debe ser transmitido a todos los padres, educadores y personas interesadas en niños, porque la educación desde el comienzo de la vida podría cambiar verdaderamente el presente y futuro de la sociedad. Tenemos que tener claro, eso sí, que el desarrollo del potencial humano no está determinado por nosotros. Solo podemos servir al desarrollo del niño, pues este se realiza en un espacio en el que hay leyes que rigen el funcionamiento de cada ser humano y cada desarrollo tiene que estar en armonía con todo el mundo que nos rodea y con todo el universo». Maria Montessori

A través de sus conocimientos llegó a identificar unos periodos que se producen durante la etapa de 0-6 años que ella nombró “Periodos sensibles”. Los define como aquellas etapas que el niño pasa en un determinado periodo de tiempo, donde tienen un gran interés por determinados aprendizajes y que aparecen del instinto natural del niño. El cerebro esta en el punto más óptimo para interiorizar unas determinadas habilidades y aprendizajes.  Por ello es tan importante dejar que los niños trabajen a su ritmo una actividad que ellos han escogido por su interés natural.

Los periodos sensibles se clasifican en varias áreas. Te exponemos 4 de ellos:

Periodo sensible para el lenguaje:  desde el nacimiento hasta los 6 años 

En esta etapa el niño presenta gran desarrollo vocal y movimiento de la boca. De aquí la necesidad de empezar a explorar con su boca, ruidos, movimientos, balbuceo, etc. De este modo ejercitan sus músculos vocales.  Es importante hablarles mucho desde pequeños, contarles qué estamos haciendo, hacerles preguntas e invitarlos a que intervengan en las conversaciones de los adultos. Importante introducir otros idiomas antes de los 6 años.

Periodo sensible para el orden: entre los 2 y los 4 años.

En esta etapa se construye su mente razonadora y lógica. El niño comienza a hacerse una estructura del mundo y relacionar las cosas con el mundo que le rodea. Para ayudarles a construir este orden mental es necesario ayudarles a través de rutinas, organizar sus juguetes por temáticas, colores etc., establecer un orden en su habitación, etc.

Periodo sensible del movimiento:  entre los 0 a los 6 años.


El movimiento es la expresión corporal innata de los niños. Su cuerpo necesita moverse para desarrollar su motricidad. Son edades óptimas para dejarles mover, así adquirirán habilidades psicomotoras. La obligación de estar sentados en una hamaca, parques, etc. en estos periodos de tiempo es ir contra naturaleza y contra la necesidad de aprendizaje. El período de más interés para la psicomotricidad es entre los 18 meses a los 4 años. También es un buen período para desarrollar la motricidad fina como ensartar, hacer la pinza, coger objetos pequeños,  etc. A partir de los 4 años si el niño no se le han ofrecido oportunidades de aprendizaje con materiales, actividades… le requerirá más esfuerzo aprender estas habilidades motoras.

Periodo sensible por las habilidades sociales. A partir de los 3 años hasta los 6 años.

A partir  de los 3 años  el niño tiene un autoconcepto formado de si mismo y un entorno emocional más estable y podrá entender más como funcionan las relaciones sociales. Su instinto hará que quiera relacionarse más con las otras personas y se interesará en construir relaciones. Por ello la escolarización del niño antes de los 3 años es aún precipitada, ya que su cerebro no estará bastante maduro para entender y hacer frente a ciertas situaciones por si solo. Si es necesaria la escolarización antes de los 3 años por incapacidad de padres y familiares para el cuidado del niño, tenemos que hacer un esfuerzo para comprenderlos, ya que depende del niño, y su madurez en este ámbito, puede tener más problemas de adaptación en un entorno que no le es familiar.

-Otros períodos sensibles son el de la música (2-6 años), matemáticas (4-6 años), escritura (3-4 años), lectura (3-5 años), control esfínters

(2,5-3años).

Estos periodos sensibles son pasajeros y desaparecen pasado un tiempo por ello es tan importante estar atento. Cada periodo es orientativo porque cada niño se desarrolla a un ritmo diferente,  Maria Montessori considera vital “seguir al niño”. Es importante observar y conocer a cada niño para ir identificando sus intereses y sus periodos sensibles. De ese modo se podrá ofrecer los materiales, actividades o experiencias que más se adecúen a ese momento de su desarrollo.

Fuentes:

El vínculo afectivo. BOWLBY,J 1997

El niño, el secreto de la infancia. Maria Montessori

Pedagogía científica. La casa de los niños, 2004

Marga Ramirez

Educadora social – Inteligencia emocional en la infancia. Especialidad pedagogía infantil

MARsiuLL. educación y crianza respetuosa

Os dejamos con algunas propuestas de materiales Montessori que les ayudarán a desarrollar algunas habilidades:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s