Método Montessori

LA HABITACIÓN DEL BEBÉ INSPIRADA EN LA PEDAGOGÍA MONTESSORI

cojin-formas-estrellas-2-5-x46y40w453h23

Si estáis esperando un bebé y creéis que ya es hora de preparar su habitación, os vendrán muchas dudas en la cabeza, qué tipo de muebles necesitáis, como ha de ser su camita, de qué color han ser las paredes, etc.

Si vuestra idea es crear un ambiente Montessori, con muebles y accesorios inspirados en esta filosofía y en las necesidades de tu hijo/a, en este post queremos asesoraos y ayudaros a resolver algunas dudas.

Muebles y accesorios en los primeros meses de vida

 Cuando nace el bebé lo único que necesita son abrazos, cariño y satisfacer otras necesidades vitales como el comer, dormir, etc. Son absolutamente dependientes de los papás. Lo que hemos de procurar es que sientan que siempre nos tendrán cerca cuando nos necesiten.

¿Qué muebles y accesorios se necesitan?

-Un moisés, capazo. Se utiliza en los primeros meses de vida (3-4 meses). El moisés ofrece al bebé un espacio recogido para dormir que le aporta mucha seguridad.

-Mueble o espacio adecuado para cambiar los pañales y vestir al bebé

-Pequeña bañera para bañarles y asearles.

Muchos de estos muebles no se tienen en su habitación. Por ejemplo, el moisés estará junto a vuestra cama para poder atender sus necesidades nocturnas y la bañera quizás preferís incorporarla en el baño para mayor comodidad.

El cambiador o espacio de cambio de pañales lo podéis tener en su habitación o en otro lugar de la casa. A partir de los 7 meses los bebés son muy movidos a la hora del cambio del pañal, están continuamente girándose para observar todo su alrededor.y puede ser bastante ajetreado cambiarlo. Una opción para cambiarle el pañal durante éstos meses  es cambiarle en una cama para facilitar la tarea y evitar algún posible susto.

Por lo tanto, estos muebles son necesarios para los primeros meses de vida. A partir de los 4 meses los bebés experimentan cambios con nuevas necesidades y lo tendremos que tener en cuenta para elegir los muebles y accesorios necesarios en este próximo periodo.

La habitación Montessori a partir de los 4 meses.

 La habitación ha de estar preparada en un ambiente óptimo y seguro para que el pequeño tenga todas las oportunidades de aprendizaje. Su cerebro está deseando aprender, conocer, explorar y nosotros, los papás, hemos de preparar el entorno perfecto para su aprendizaje.

A partir de los 4 meses el bebé es más consciente de su entorno. Ya no parará de moverse, comenzará a girarse y sus ojos se convierten en grandes ventanales abiertos al mundo que le rodea. Desarrolla la visión del color, observa las caras con mucha atención, reconoce los objetos y los busca, empezará a diferenciar los sonidos, dedicará mucho tiempo a examinar las cosas y mostrará una gran curiosidad por todo lo que le rodea.  Es el momento de estimularle con nuevos sonidos, objetos y juegos.

El bebé a partir de los 7-8 meses iniciará otro de los grandes cambios en su vida y empezará a gatear y más adelante a caminar. Cada vez querrá ser más autónomo e intentará conquistar y explorar todo. El gateo o desplazamiento por sus propios méritos le proporcionará autonomía y un gran desarrollo motriz y cognitivo.

La decoración de una habitación Montessori es una decoración sencilla y ordenada, de modo que la estancia respire armonía y donde el niño tenga espacio para desplazarse con libertad. El espacio no ha de estar muy recargado y se deben escoger tonos claros o neutros.

El método Montessori recomienda colocar un espejo y láminas por las paredes de la habitación para estimular la creatividad de los niños y su capacidad de observación.

Es ideal crear zonas con diversas finalidades:

Zona de descanso. Con su cama baja puede bajar sólo/a sin peligro de caerse. Las camas Montessori que tienen una pequeña barandilla en los lados son perfectas para tener a partir de los 4 meses ya que los bebés que aún no se desplazan y gatean les da más seguridad a la hora de girarse mientras duermen y con la ventaja añadida de no ser una cuna, evitando el efecto de sentirse atrapado entre los barrotes. Cuando ya se desplazan solitos pueden bajar de la cama de manera segura por la parte de la cama más bajita. La altura de la cama al suelo es muy pequeña, pero si se desea, para los primeros inicios de gateo del bebé se pueden poner cojines en el suelo.

Puedes escoger la cama con medidas más pequeñas o escoger una cama de 1,90 cm por si te quieres poner de vez en cuando a su lado por si te necesita. 

Zona de lectura. Tener una librería para poner sus cuentos es perfecto para fomentar la curiosidad y la motivación por la futura lectura. Le encantará coger su cuento favorito y sentarse a mirárlo.

Zona de juego. La zona de juegos puede tener una alfombra para que el bebé pueda estirarse y experimentar con su cuerpo mientras se mira en un espejo. Un móvil en el techo para observar y estanterías para colocar sus juguetes y pueda acceder a ellos de manera sencilla. Cada juguete tiene su lugar. De este modo se favorece el orden y la elección de los juguetes de forma libre. 

movil-infantil-mariquitas-3.jpg
alfombra-de-trapillo-infantil.jpg

Zona para vestirse. Con un armario a su medida para vestirse y aprender este hábito. Fomentará su autonomía e independencia. Además, se lo pasará muy bien teniendo un armario a su alcance con su ropa , ¡como papá y mamá!

Zona para dibujar, crear, moldear y experimentar. Con una mesa y silla conseguiremos que tenga su propia zona para desarrollar su creatividad a través de sus pequeñas manitas.

¡Si tenéis más espacio en casa con otra habitación libre y queréis utilizarla para el bebé, se pueden añadir complementos fantásticos para desarrollar su motricidad y ampliar juegos!  Te damos algunas ideas: ir a tienda

i

Método Montessori

LA SOLUCIÓN PERFECTA CUANDO LOS NIÑOS YA CAMINAN! LA TORRE DE APRENDIZAJE

torre-aprendizaje-1-3.png

Desde que los niños empiezan a andar y trepar tienen la necesidad de hacer cosas por sí mismos y explorar entornos que están a la altura de los adultos, como la encimera de la cocina, del baño, etc. A esta edad aún no tienen todas las habilidades motoras y cognitivas para desarrollar su autonomía por completo.

Los padres están pendientes del niño todo el tiempo. Es bastante agotador ya que en cualquier descuido pueden estar subidos en sillas o taburetes peligrosos.

Muchas veces, la respuesta de los padres, a las demandas de los hijos a realizar tareas en las alturas, es una respuesta negativa por miedo a que los niños se caigan.

¿Como podemos solucionar el problema?  Por un lado, el niño sería feliz experimentando y aprendiendo en los ambientes que se mueven los papás, por otro lado, está la preocupación de los padres por la seguridad de los niños.

Se ha de buscar una solución donde los dos salgan ganando. Por ello, es fundamental que el entorno de los niños esté lleno de oportunidades para poder fomentar su autonomía y motivarlos a participar en la vida práctica, creando un ambiente óptimo y preparado, que les permita desarrollarse en plenitud.

Como dice María Montessori:

“Nadie puede ser libre a menos que sea independiente; por lo tanto, las primeras manifestaciones activas de libertad individual del niño deben ser guiadas de tal manera que a través de esa actividad el niño pueda estar en condiciones para llegar a la independencia.”   María Montessori.

¿Qué es una torre de aprendizaje?

Una Torre de Aprendizaje es una escalera-taburete con barandilla. Sirve para que los peques puedan acceder de forma segura a encimeras, como la cocina del lavabo u otra superficie alta. La torre les facilita su independencia permitiéndoles trabajar a la misma altura que los mayores sin peligro de caerse.

Gracias a esta torre el niño puede desenvolverse en ámbitos controlados por los padres y experimentar, colaborar y practicar hábitos como ayudar a los papás en la cocina, a hacer divertidos pasteles, jugar a lavar los platos. lavarse las manos, cepillarse los dientes, fregar, realizar actividades lúdicas, peinarse delante el espejo…

Se puede utilizar hasta los 5-6 años lo cual se utilizará durante un periodo de tiempo largo

La Torre de aprendizaje es perfecta, los padres acompañan a sus hijos en su aprendizaje, les permite más independencia y el niño está feliz.

Aquí tienes dos estupendas torres de aprendizaje, ¿y a ti cuál te gusta más? conoce los dos modelo de torre de aprendizaje en la tienda MARsiuLL

torre-aprendizaje-2.jpg
torre-i-mesa-montessori-2.png